in

Diego, un héroe canhijo que ayudó al rescate de otro

Ningún doglover quiere extraviar a su canhijo, y los que han atravesado esa situación conocen la amargura y el desosiego que deja. Lamentablemente, por más que protejamos a nuestros canhijos se nos pueden perder; así le ocurrió a un hombre polaco que paseaba a su peludo amigo y luego simplemente no lo vio más, fue gracias a Diego, otro canhijo, que logró reencontrarse con su perro.

Un peligroso paseo en las montañas

Gucio

Posted by Paweł Kałuziak on Sunday, June 9, 2019

Paweł Kałuziak y Gucio salieron a pasear un día por las montañas de Polonia, como hacían de manera rutinaria; andaban por un camino que Gucio se conoce bastante bien, así que Paweł lo dejó explorar. Usualmente este canhijo no se aleja mucho tiempo de su dueño, de hecho regresa apresuradamente a él, pero ese día no volvió. La tarde se hizo noche, las noches dieron paso a las semanas y finalmente Gucio estuvo extraviado por unos largos y dificultosos 32 días.

Nunca abandonó la idea de un reencuentro

Posted by Paweł Kałuziak on Wednesday, February 10, 2021

Paweł es un doglover comprometido y en ningún momento dudó de que Gucio seguía allí, en alguna parte, con vida y esperando a ser hallado. Solicitó ayuda de sus vecinos y amigos, dijo a The Dodo:

Nunca perdí la esperanza de encontrar a Gucio. Pero pasó mucho tiempo perdido

Es precisamente el tiempo lo que acabaría con las esperanzas de cualquiera, pero este hombre nunca las perdió.

La casualidad de Diego

Detektyw Diego 🙂 Zdjęcie: Przemysław Molenda

Posted by Wyszedł Z Domu – Relacje z Przestrzenią on Tuesday, March 9, 2021

Un día el canhijo Diego y su dueño iban de paseo hasta que, motivado quizá por el aroma, el peludo cachorro comenzó a tirar de la correa llevando a su dueño hasta el hoyo en el que se encontraba Gucio, maltrecho, desnutrido y visiblemente agotado.

Wyszedł Z Domu – Relacje z Przestrzenią – Facebook

Inmediatamente el dueño de Diego buscó una escalera y sacó a Gucio de ese peligroso lugar y lo llevó a su casa, una vez allí, la esposa del hombre, reconoció al perro y se comunicó con Paweł. Gucio sobrevivió gracias a su voluntad y al agua que se derretía de la nieve. Paweł agregó:

Al principio, no lo creía. Cuando fui a su casa y vi a Gucio, comencé a temblar, caí de rodillas y lo abracé. Fue el día más feliz de mi vida

Paweł Kałuziak – Facebook

Diego y Gucio se reunieron luego para una tarde de juegos. Gucio aún estaba recuperándose, pero en los ojos de ambos se ve la nueva y hermosa amistad de los canhijos.

Un reencuentro de película ¡Canhijos como Diego son maravillosos, compártelo con el mundo!

¿Que piensas?

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Soco, el canhijo militar que huele el Covid-19

Después de 5 años perdida canhija se reencuentra con su dueña