in

Ayuda a tu canhijo a lidiar con la ansiedad por separación

La paciencia y el tiempo que les dedicamos a la educación de nuestros canhijos es tan fundamental, como lo es todo el amor doglover que depositamos en ellos; y aunque desearíamos estar a su lado las 24 horas del día, no podemos hacerlo y es allí, cuando para algunos aparecen los problemas.

¿Qué es la ansiedad por separación en perros?

Tu canhijo en verdad te ama, tanto que no soporta estar lejos de ti, y eso es algo que a algunos se les hace más difícil que a otros. La ansiedad por separación en perros, es un estado de estrés que presenta el animal al no tener acceso a su dueño; no se trata de que tu mascota dependa de ti, es que no sabe cómo sobrellevar la separación y la soledad. Es un trastorno, que se presenta en 3 diferentes tipos, con un 40% de la población canina mundial afectada, en su mayoría, presentando estados de alerta que terminan con la destrucción de objetos y llantos desesperados.

Síntomas

dahancoo – Pixabay

Si en este punto ya sospechas que tu canhijo pueda estar padeciendo de este trastorno conductual, podrás confirmarlo comparando sus síntomas o señales de ansiedad y estrés:

Conducta destructiva al quedarse solo en casa, dañando objetos o esparciendo la basura de sus contenedores.

Ladridos excesivos; el perro ladra más de lo normal, lloriquea, aúlla y gime cuando se encuentra solo.

Diarreas y vómitos en casos graves a causa del estrés.

Hace sus necesidades en lugares inapropiados; este punto hay que tenerlo presente solo si ocurre al quedarse solo y es esparcido por toda la casa, un cachorro que está aprendiendo en dónde orinar o defecar va a cometer errores al principio.

Antes o después de la salida el perro puede presentar ansiedad anticipatoria o un recibimiento exagerado, siendo este último presente incluso, si la salida es muy breve.

La ansiedad por separación no tratada puede desencadenar otros problemas como dejar de comer, no beber agua y abandonar el interés por los juguetes o el juego mismo.

¿Qué lo causa?

Winsker – Pixabay

La ansiedad por separación en canhijos se presenta en 3 tipos, según algunos expertos:

a) Hiperapego primario: Ocurre por destete temprano, el cachorro debería en lo posible, permanecer con su madre y hermanos hasta los dos o tres meses antes de que consideres adoptarlo. Este hecho no les permite entender la socialización y no les deja lidiar con la separación de la figura de apoyo.

b) Hiperapego secundario: Ocurre luego de pasar un tiempo prologando y continuo con el perro, al separarse y volver a la rutina el can no sabe cómo lidiar con la ausencia de su dueño. Este tipo de ansiedad también ocurre ante una mudanza o tras el fallecimiento de un miembro de la familia; el perro pierde su figura de apoyo (un hogar o una persona) e inicia un proceso de estrés que no es capaz de controlar.

c) Traumática: Si ha sufrido una experiencia de trauma o daño estando solo, es muy probable que relacione la soledad o la separación de su figura de apoyo como algo negativo; también puede ocurrir que solo se disparen las alarmas si aparece el estímulo que le genera el miedo una vez que se halle solo.

¿Cómo aliviarla?

Samson Katt – Pexels

Hay algunas cosas que puedes hacer en casa antes de acudir por la ayuda de expertos como veterinarios y entrenadores.

Al regresar: Salúdalo con calma, que entienda de a poco, el hecho de que tu regreso involucra paz. Nunca consideres dejar de saludarlo cuando te reciba, pues le generarías mayor estrés; sin embargo, procura hacerlo luego de que se calme, así le brindarás un acto correctivo que le explica qué es lo que está mal en esa situación y evitarás, reforzar el hiperapego.

Al estar con juntos: Comparte con tu canhijo, jugar libera el estrés, busca de mostrarle a través del juego que está bien estar solo. Una idea podría ser jugar al escondite, ya que tu perro puede olerte y sabe que estás cerca, pero al no verte le explicarás con el juego que, en algún punto vas a regresar a su lado.

Al salir: No entres de nuevo, incluso si lo oyes llorar, debes evitar reforzar su hiperapego, explicándole con conductas cuándo y cómo es el momento adecuado para; jugar, llorar, alegrarse o estar juntos.

Este trastorno requiere de mucha paciencia y amor, da lo mejor de ti para tu perro ¡Y cuéntales a otros de este artículo, para ayudar a más canhijos!

¿Que piensas?

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Una perrita hereda 5 millones de dólares de su dueño

Mito o realidad ¿Los canhijos huelen el miedo y la maldad?